Rochi nos cuenta…

«…Nos dijeron que las máquinas funcionan 24 horas al día y que había varios turnos para controlarlas…»

Esta entrada fue publicada en Conclusiones de la visita a Kraft Foods. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *